El auge de nuevas urbanizaciones, viviendas en zonas rurales o alejadas de los núcleos poblacionales… está influyendo en los servicios de transporte.

Ya no sólo es necesario prestar un buen servicio de transporte interurbano entre pequeñas, medianas y grandes poblaciones. Ahora surgen necesidades “en medio de la nada”, en plena carretera, en un cruce alejado… porque cerca existe un nuevo núcleo poblacional.

Las carreteras han visto cómo en los últimos años han ido aumentando las marquesinas de las paradas de transporte interurbano. Esto supone un problema, y es que estas marquesinas, en muchas ocasiones están muy alejadas de cualquier posible tendido eléctrico. En resumen, llevar suministro eléctrico a estas marquesinas supondría altísimos costes de obras y canalizaciones, además del considerable impacto ambiental y afección al tráfico de las obras.

La instalación de farolas solares supone, una vez más, una solución definitiva, económica y sostenible. Las farolas solares permiten disponer de alumbrado en cualquier punto de la geografía. Y permiten aumentar no sólo el confort de los viajeros, sino otro aspecto igualmente importante, la seguridad.

El modelo SUN 30 de LightBlue encaja perfectamente con este tipo de necesidades, permitiendo importantes ahorros y sobre todo, aportando soluciones sostenibles.